Accidentes de tráfico: detalles legales

Cada día y motivado por diversos factores, se incrementan notablemente los accidentes de tráfico, los cuales conllevan una carga legal necesaria de entender a fin de proceder de la manera adecuada, dependiendo de cada caso.

Los accidentes de tráfico pueden llegar a tener varias causales, y en términos legales esto es lo primero que se debe buscar esclarecer: sobre quién recae la responsabilidad tanto civil como penal, que puede acarrear el siniestro.

Pidenos Tu Cita Llamando al:

876 50 07 93

Lo que implica un accidente de tráfico

Es muy importante tener claro que la ley puede variar de acuerdo a cada país, sin embargo, en términos generales en casi cualquier parte del mundo los accidentes de tráfico conllevan una responsabilidad legal, así como penal.

Cuando nos referimos a la responsabilidad civil ante un accidente de tráfico, se hace alusión a la responsabilidad y compromiso que quien resulte el culpable tiene para resarcir el daño material y económico que haya causado a la víctima.

Es de decir, la responsabilidad civil acarrea la cancelación de daños al vehículo, a la propiedad privada, gastos médicos, indemnizaciones, entre otros.

Cuando se habla de responsabilidad penal se hace referencia a los daños irreparables, por ejemplo: la muerte de la víctima, o víctimas, así como por la negación y evasión de responsabilidad civil.

La responsabilidad penal incluye un juicio para establecimiento de culpabilidad y sentencia, todo ello con la posibilidad de encarcelamiento o cumplimiento de condena.

¿Con qué debemos contar?

Nadie está exento de llegar a sufrir un accidente de tráfico y aunque esto es impredecible, es recomendable siempre estar preparado ante cualquier posible contrariedad.

Por esta razón es importante siempre tener acompañamiento y asesoría jurídica, pues en este tipo de problemas es fácil verse envuelto en una situación bastante compleja.

Es necesario contar con la asesoría legal de rigor, para atender de la mejor manera posible un caso por accidente de tráfico, bien sea porque se ocupa el lugar de víctima, como el de victimario.

Además de ello, y como es ley en  muchos países cada ciudadano que cuente con un vehículo de transporte, debe contar también con sus respectivos seguros, los cuales recomendamos sean los más completos posibles, es decir que cubra lo referente a la pérdida material, como los gastos médicos que estos tipos de accidente acarrean.

Si te ves envuelto en un accidente de tráfico

  • Procura evaluar el posible daño e inmediatamente comunicarte con tu asesor legal y con paramédicos.

  • Bajo ningún concepto abandonar el lugar

  • Trata de buscar posibles testigos.

  • Organiza tus ideas, antes de hablar con la autoridad.

  • Trata, en la medida de lo posible, de mantener la calma.