Derecho penal

Este tipo de derecho es el que engloba los reglamentos y leyes que específicamente determinan la acción punible de una persona y a su vez establece las penas o multas que se requieren para castigar cada caso.

Es importante saber que el derecho penal aunque sea una rama del derecho público, no se divorcia del derecho civil, pues ambos fungen como derecho común.

En principio el derecho civil y público busca establecer y mantener el orden social, mientras que el derecho penal se encarga de corregir las fallas que atenten precisamente con ese orden o convivencia social.

Pidenos Tu Cita Llamando al:

876 50 07 93

    Perspectiva de derecho penal

    En la mayoría de las partes del mundo, el derecho penal se percibe segmentado, de acuerdo a la intensidad y clasificación de los delitos. Es decir, el derecho penal incluye los delitos menores y los delitos graves y en base a ello se establece el reglamento y respectiva pena, de acuerdo a cada caso.

    Es necesario explicar que aunque el derecho penal es concebido en  diversas partes del mundo de manera similar en cuanto a la segmentación, no quiere decir esto que todas las actividades o acciones son vistas como delitos, de manera igual, en diversos países.

    Es decir, la consideración de una actividad como hecho punible puede variar de acuerdo a cada país, a las costumbres, al orden político, religioso, etc.

    Importancia del derecho penal

    El objetivo primordial del derecho penal es corregir las conductas o acciones que atenten contra el orden y la convivencia social, teniendo especial cuidado en la defensa indiscutible de derechos universales, como por ejemplo los derechos humanos.

    En base a ello se establece la importancia del derecho penal, para prevenir situaciones anárquicas, cuyas desastrosas características son conocidas en la historia del mundo.

    Dificultades del derecho penal

    Uno de los grandes males que ha podido enlodar el derecho penal es la corrupción, que ha alcanzado llegar a diversas latitudes del mundo y es precisamente este flagelo el que ha fungido como un obstáculo para que en la aplicación, el derecho penal tenga algunas deformaciones.

    Otra de las grandes dificultades que ha tenido que afrontar el derecho penal, sobre todo en países subdesarrollados, es la reinserción social o las medidas para lograr encaminar a quienes asumen el camino delictivo como estilo de vida.

    Esto quiere decir que, en muchas partes del mundo, el sistema penitenciario ha sido uno de los grandes retos que no ha podido dominar el derecho penal, en el sentido de lograr que quienes allí vayan  a parar logren reestructurar su conducta, como para reinsertarlos en la vida social, una vez cumple su condena.

    El tema del derecho penal da para mucho de qué hablar, sobre todo por tantas traducciones o interpretaciones que este sufre.